Etiquetado: ciencia ficción

Moon

Moon fue el debut en 2009 de Duncan Jones y una grata sorpresa en el terreno del cine de ciencia ficción, que tan acostumbrados nos tiene a películas de gran presupuesto y muchos efectos especiales dirigidas a un público adolescente.

Moon se desmarca ofreciendo una película de presupuesto más modesto donde prima un buen guión. La historia trata de un hombre que trabaja en una estación espacial en la luna y que tras sufrir un accidente se encuentra a un clon suyo.

Si bien el tema de los clones ha sido a menudo tratado en el cine, casi siempre con poca fortuna, en este caso se profundiza en el verdadero conflicto que esto supondría. Además, Sam Rockwell, en quien recae todo el peso de la película, ofrece un excelente trabajo interpretativo.

Black Mirror

La miniserie británica Black Mirror nos cuenta en su primera temporada tres historias diferentes de corte futurista en el que las personas son víctimas de los medios de comunicación y la tecnología. Se trata de amargas reflexiones sobre la naturaleza humana, puesta aprueba en situaciones límite.

Black Mirror es pura ciencia ficción, son historias que ahondan en posibles futuros conflictos en el comportamiento humano fruto de una evolución tecnológica que podría volverse en contra de las personas. Esto es así en los capítulos 2 y 3. El primero es una historia más actual y más satírica.

Prefiero no desvelar el contenido de ningún capítulo, ya que es mejor dejarse sorprender por las historias. Solo quiero añadir que el creador de Black Mirror es también el de Dead Set, serie en la que también reflejaba inquietudes similares.

Prometheus

Anunciada a bombo y platillo como la precuela de Alien, la última película de Ridley Scott, Prometheus, parecía prometedora: un excelente punto de partida, el origen extrarrestre de la humanidad, un buen reparto (Michael Fassbender y Charlize Theron entre otros) y un gran presupuesto.

Sin embargo, no son tantos los puntos en común con Alien. Si bien aquella era fundamentalmente una película de terror en la que un grupo humano debía sobrevivir ante un hostil extraterrestre, en Prometheus priman más los elementos de ciencia ficción.

En toda buena obra de ciencia ficción encontramos preguntas fundamentales: quiénes somos, de dónde venimos, en qué podrían derivar determinados comportamientos humanos, cómo podrían ser otros mundos… Prometheus se adentra en el enigma del origen de la vida humana, algo que podría haber dado mucho de sí pero, por culpa de un guion mediocre, la película se acaba convirtiendo en mero entretenimiento.

De hecho, eso es lo mejor que se puede decir de Prometheus. Es entretenida y mantiene la tensión con secuencias bien construidas, como la de la operación de la protagonista. Pero, volviendo a lo anterior, se echa de menos una mayor profundización en el tema del origen de la vida, que queda bastante mal resuelto. Cuando por fin se descubre a uno de esos seres superiores vivos no hay diálogo, simplemente opta por querer destruir al grupo de humanos.

A ello hay que unir elementos mal explicados o un poco incongruentes, como el robot David, a quien no para decirse que es incapaz de sentir nada. A pesar de ello parece sentir bastante rencor hacia algunos humanos. Y qué decir de ese final made in hollywood que casi conduce más a la risa que a otra cosa y que no desvelaré para aquellos que se topen con este artículo y no hayan visto aún la película.

Ubik

UbikAcabo de terminar de leer Ubik, de Philip K. Dick.

Philip K. Dick me parece un narrador estupendo, con una magnífica capacidad para relatar la acción de manera muy gráfica (no obstante, varias de sus historias han sido llevadas a la cine, como ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? o Minority Report).

Su estilo se enmarca en el subgénero de ciencia ficción denominado “cyberpunk”, que se caracteriza por crear sociedades futuras en las que el enorme avance tecnológico ha acarreado también un retroceso en las condiciones de vida o bien en la libertad de los individuos, lo que da lugar a personajes marginales y solitarios.

En el caso de Ubik, los personajes viven en un mundo en el que tienen que pagar por servicios tan básicos como abrir la puerta de su casa.

En esta novela, el autor crea un mundo en el que existen seres especiales con capacidades telequinéticas y otros seres, en lucha con los anteriores, con habilidad para contrarrestar esas capacidades. La historia comienza cuando un grupo de ellos, al mando de Glen Runciter, sufre un atentado tras ir a una misión en la Luna. Después del atentado empiezan a sufrir fenómenos de regresión en el tiempo.
Sigue leyendo

La Trilogía de Nikopol

La Feria de los InmortalesQuiero dedicar esta entrada a La Trilogía de Nikopol, que recientemente he terminado de leer.

El primer tomo, La feria de los Inmortales, nos sumerge en un extraño mundo situado en un imaginario París del año 2023. La ciudad está gobernada por un líder fascista cuyo mayor problema en ese momento es negociar con los dioses del antiguo Egipto, que habitan una gigantesca nave en forma de pirámide que sobrevuela el cielo de París. y que están desesperados por obtener combustible.

En ese contexto cae del cielo la cápsula de Alcides Nikopol, condenado 30 años antes a la hibernación por haber liderado una revolución. El cuerpo de Nikopol será ocupado por el dios Horus.

Esta historia, escrita en 1980 por Enki Bilal, tiene su continuación en La mujer trampa y Frío Ecuador.

Bilal crea un universo muy original al mezclar políticos corruptos de curiosa estética con dioses egipcios y personajes desarraigados que no encuentran su lugar en esa sociedad.

En 2004, el polifacético autor de la trilogía llevó al cine una adaptación de los dos primeros tomos y la tituló Immortel (Ad Vitam).
Sigue leyendo