Categoría: Cine

Before Midnight (Antes del anochecer)

La tercera película de Jesse y Celine nos presenta a los personajes en una relación madura, lejos del romanticismo que nos enamoró en Antes del amanecer. Jesse y Celine se enfrentan a problemas reales de pareja en los que el amor se pone a prueba.

Apenas hay rastro del idealismo de la juventud que impregnaba las conversaciones de las anteriores películas, dando paso a una realidad más dura, aquella que pocas veces se muestra en el cine y que supone la difícil supervivencia del amor tras varios años de convivencia.

Antes del anochecer nos presenta momentos incómodos, diálogos agrios, punzantes, situaciones en las que nunca habríamos querido ver a esa idílica pareja que parecía el uno para el otro. Sin embargo, Jesse y Celine conservan su capacidad de diálogo y de expresar sus emociones, algo que deja siempre la puerta abierta a la posibilidad del reencuentro sentimental. La posibilidad está ahí, pero la película deja para el espectador la pregunta sobre si se puede mantener el amor para siempre.

Para terminar, no quiero dejar ningún tráiler, sino una bella canción que pertenece a la banda sonora de la película:

 

Anuncios

The Swell Season

The Swell Season fue la banda que formaron Glenn Hansard y Marketa Irglova. Ambos músicos alcanzaron el estrellato al protagonizar la película Once, con la que ganaron un oscar a la mejor canción en 2008. Once nos dejó una excelente banda sonora, así como una bonita historia de amor, combinación que hizo que esa película sencilla y con escaso presupuesto alcanzara un éxito inesperado.

Glenn Hansard había encontrado su complemento perfecto en Marketa Irglova:

Pero dejemos los finales felices para la ficción. The Swell Season es también el nombre de un documental rodado en blanco y negro en 2011 sobre la banda que cuenta su desintegración profesional y sentimental.

Las circunstancias no parecían propiciar la continuidad de la relación: una extenuante gira, el peso de la fama, la compleja personalidad de Hansard o la necesidad de buscar una voz propia de Irglova. En 2009  se separaron tras terminar un disco más.

Este documental ciertamente se mira más por el atractivo que despiertan sus protagonistas que por la historia en sí, que está algo desestructurada, como la vida misma. Solo nos queda disfrutar de los trabajos musicales de ambos y seguir sus carreras por separado.

Moon

Moon fue el debut en 2009 de Duncan Jones y una grata sorpresa en el terreno del cine de ciencia ficción, que tan acostumbrados nos tiene a películas de gran presupuesto y muchos efectos especiales dirigidas a un público adolescente.

Moon se desmarca ofreciendo una película de presupuesto más modesto donde prima un buen guión. La historia trata de un hombre que trabaja en una estación espacial en la luna y que tras sufrir un accidente se encuentra a un clon suyo.

Si bien el tema de los clones ha sido a menudo tratado en el cine, casi siempre con poca fortuna, en este caso se profundiza en el verdadero conflicto que esto supondría. Además, Sam Rockwell, en quien recae todo el peso de la película, ofrece un excelente trabajo interpretativo.

The perks of being a wallflower

The perks of being a wallflower (traducida en España como Las ventajas de ser un marginado) es una novela de Stephen Chbosky publicada en 1999 y recientemente adaptada al cine por el mismo autor.

Trata de un adolescente, Charlie, en su primer año de instituto y las dificultades que tiene para hacer frente a su timidez, su soledad y sus traumas del pasado. En el instituto hará amistad con los chicos alternativos del último curso, que adoran la música, la literatura y The Rocky Horror Picture Show.

Aquí podeís ver el tráiler de la adaptación cinematográfica, para conocer un poco más sobre el argumento:

A pesar de que los personajes y algunos elementos de la trama en general tiendan al cliché, el tema principal de la película, que es la  superación de las inseguridades propias de la adolescencia y en general de las personas tímidas e introvertidas está bastante bien tratado, especialmente en el libro, donde se puede observar mejor la evolución del protagonista y conocer además su entorno familiar (esto último se ha eliminado en la película).

En la película el matiz dramático de la historia está también más diluido y el pasado de Charlie tiene menos peso, por lo que recomendaría antes la lectura de la novela que la película. No obstante, en esta, dado que el director es el mismo autor de la novela, se mantienen su espíritu y su mensaje.

Me quedo finalmente con una de las frases de esta obra: “No importa de dónde venimos, sino hacia dónde vamos”.

 

 

En la casa

Quiero despedir el año comentando una película que me pareció bastante interesante. Se trata de En la casa (Dans la maison) de François Ozon, que fue premiada este año con la Concha de Oro del festival de San Sebastián.

Es la historia de Fabrice, un profesor de literatura aburrido que queda atrapado por la narrativa de Claude, uno de sus alumnos. A modo de Sherezade con el sultán, Claude va escribiendo en capítulos lo que ocurre en la casa de uno de sus compañeros e intrigando cada vez más a su profesor.


Esta película celebra de manera singular el poder de la narración, cómo esta puede seducirnos, atraparnos, hacernos bajar la guardia y manipularnos. Por otro lado, es una excelente clase de guión en la que se demuestra que cogiendo unos personajes en principio anodinos y en un entorno absolutamente cotidiano podemos lograr una historia cargada de tensión.

Ernst Umhauer, el actor que interpreta a Claude, es sin duda una gran revelación. Esta película no sería lo mismo sin su inquietante interpretación.

Ruby Sparks

Ruby Sparks es la historia de un escritor que se enamora de una chica salida de su imaginación y que mágicamente se materializa.

A pesar del tono de comedia romántica que sugiere el tráiler, he de decir que el componente dramático tiene bastante peso en esta película, especialmente en su segunda mitad. El mensaje que pretende transmitir es que en las relaciones siempre surgen problemas por mucho que la pareja se quiera, algo que se aleja bastante de los cánones habituales de la comedia romántica.

Por lo demás, tenemos en clásico conflicto escritor-personaje que hemos visto en otras ocasiones en el cine o la literatura y cuyas referencias toma y renueva esta película.

Además del buen guión, que firma su protagonista femenina (Zoe Kazan), cabe destacar las buenas interpretaciones en las que se apoya, en especial la de Paul Dano. Comentar también que sus directores son los mismos que los de Pequeña Miss Sunshine.

En definitiva, una película bastante recomendable.

Prometheus

Anunciada a bombo y platillo como la precuela de Alien, la última película de Ridley Scott, Prometheus, parecía prometedora: un excelente punto de partida, el origen extrarrestre de la humanidad, un buen reparto (Michael Fassbender y Charlize Theron entre otros) y un gran presupuesto.

Sin embargo, no son tantos los puntos en común con Alien. Si bien aquella era fundamentalmente una película de terror en la que un grupo humano debía sobrevivir ante un hostil extraterrestre, en Prometheus priman más los elementos de ciencia ficción.

En toda buena obra de ciencia ficción encontramos preguntas fundamentales: quiénes somos, de dónde venimos, en qué podrían derivar determinados comportamientos humanos, cómo podrían ser otros mundos… Prometheus se adentra en el enigma del origen de la vida humana, algo que podría haber dado mucho de sí pero, por culpa de un guion mediocre, la película se acaba convirtiendo en mero entretenimiento.

De hecho, eso es lo mejor que se puede decir de Prometheus. Es entretenida y mantiene la tensión con secuencias bien construidas, como la de la operación de la protagonista. Pero, volviendo a lo anterior, se echa de menos una mayor profundización en el tema del origen de la vida, que queda bastante mal resuelto. Cuando por fin se descubre a uno de esos seres superiores vivos no hay diálogo, simplemente opta por querer destruir al grupo de humanos.

A ello hay que unir elementos mal explicados o un poco incongruentes, como el robot David, a quien no para decirse que es incapaz de sentir nada. A pesar de ello parece sentir bastante rencor hacia algunos humanos. Y qué decir de ese final made in hollywood que casi conduce más a la risa que a otra cosa y que no desvelaré para aquellos que se topen con este artículo y no hayan visto aún la película.