Espartaco: Sangre y Arena

Una vez más se adapta la historia de Espartaco, el legendario esclavo que se alza contra el poder de Roma. Nada tiene que ver Espartaco: Sangre y Arena con la versión cinematográfica de Stanley Kubrick.

En esta serie los principales ingredientes son la violencia y el sexo. Las escenas de lucha tienen una estética similar a la de 300, con la cámara lenta, de la cual se abusa bastante, y la sangre hecha por ordenador. En ocasiones, la violencia de las escenas llega al gore. El sexo, por otro lado, roza lo porno y se intercala abundamente entre las escenas de peleas.

Con este panorama, el argumento es casi una excusa. Es mucho más divertido ver la serie sin tomársela en serio.

Por otro lado, es un buen pretexto para leer la historia real de Espartaco , tan sorprendente como épica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s